Qigong


El Qigong es una disciplina que el pueblo chino ha practicado por miles de años para mejorar y mantener la salud, además de desarrollar una mayor fortaleza para la práctica de las artes marciales. La palabra Gong significa trabajo y Qi se refiere a la energía que fluye por el cuerpo. Qigong quiere decir el cultivo de la energía corporal para aumentar y controlar su flujo. Una clase de  Qigong se desarrolla como una serie de movimientos suaves  y otros “aparentemente suaves” con la consciencia presente en el flujo de la respiración para dirigir la energía vital o Qi.

Es muy importante entender que el Qigong tiene fundamentos científicos y teóricos. Forma parte del cuerpo de la medicina tradicional china. En el Qigong aprendemos los flujos de circulación Qi en el cuerpo humano a través de canales y meridianos. Existen 12 canales principales y dos conductos mayores (Mai) en el cuerpo. A lo largo de estos canales se encuentran las cavidades (Xue), a veces conocidas como puntos de acupuntura, que se pueden usar para estimular todo el sistema Qi.

El qigong también se basa en la teoría del Yin y el Yang, que describe la relación de los opuestos complementarios. Según esta teoría la naturaleza tiende a la armonía, y como los seres humanos forman parte de la naturaleza también deben buscar el equilibrio, donde el cuerpo energético es yin y el cuerpo físico es yang. Esta teoría incluye la de los cinco elementos o fases: metal, agua, madera, fuego y tierra.  Una vez más, como el hombre forma parte de la naturaleza, participa y se ve afectado por la interacción de los elementos.

La medicina china nos enseña que hay dos maneras de estudiar la salud y la enfermedad. La primera se da a nivel externo “Wai Xiang Jie Pou”, entendiendo el cuerpo humano a través de la disección o mediante la acción física directa sobre el organismo;  y la segunda a nivel interno “Nei Shi Gongfu”, entendiendo el cuerpo humano por introspección, observación de la correspondencia entre los cambios de la naturaleza y la manera de sentir del individuo y los cambios de su flujo de Qi. Así, a través del Qigong el individuo aprende a mantener su flujo de Qi en equilibrio, conservando la salud  e incrementando su longevidad, adaptándose y dejándose fluir con los cambios de la naturaleza.

¿Alguna vez te has preguntado cómo fluye tu energía interna al levantarte en comparación con el medio día? ¿Cómo fluye cuando estás en la montaña en relación cuando estas  a la orilla del mar? ¿Cómo fluye cuando estas sereno en comparación cuando estas enfadado? ¿Por qué una madre cuando su hijo se corta le sopla la herida  – Xuuuu –  y así se la calma el dolor?

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close